El 58% de las empresas ve demorado el cobro de facturas

Desde la llegada de la pandemia por el Covid-19 el comportamiento de pago empeoro respecto al año pasado que ya se sitúa en lo 90,63 días de media para el cobro de una factura. Mas del 90% de las empresas han reanudado su actividad.

Según un estudio realizado por D&B filial de CESCE, EL 37% de los encuestado cree que estos retrasos se deben a la intencionalidad frente a un 32% que opinan que son pro problemas financieros. Esto choca si lo comparamos con los datos del año anterior donde el 23% era para las demoras intencionada (14 puntos menos) mientras que el retraso por problemas financieros era el  38% (6 puntos mas).

También han aumentado el porcentaje de impagados, un 61% de los encuestados reconocer haber sufrido impagos en los últimos 12 meses cuando en el año anterior esta cifra era del 55%, también se ha elevado el importe de los impagados siendo inferir al 5% de la facturación de la compañía en el 70,5% de los casos, cuando un año antes lo era en el 91%.

Los resultados del análisis muestran que los pagos puntuales bajan del 55% en el 2017 al 47% en el 2019, mientras que los pagos a mas de 90 días suben por encima del 4%.

Desde DGF sabemos que llegar hasta el día del cobro esta ahogando a muchas empresas, por lo cual queremos ser tu respirador financiero y poder insuflar liquidez mucho antes de su vencimiento.