La financiación para empresas y autónomos se vuelve prioritaria para las financieras

En medio de una crisis que nos afecta a nivel mundial de forma negativa, las dudas que surgen a miles de empresas y autónomos, es como afrontar el ritmo de este Virus que está modificando no sólo la forma de llevar nuestra vidas desde casa, si no también frenando el crecimiento económico en España.

Por todo ello la financiación para las empresas y autónomos se ha convertido en una prioridad tanto para los bancos como para DGF. Entendemos que en estos momentos difíciles, es cuando en mayor medida debemos adaptarnos a las necesidades y poner de nuestra parte, poniendo a disposición todos los servicios financieros. A diferencia de los prestamos ICO, consideramos que se deben ofrecer soluciones de crédito a corto Plazo. En este sentido, tanto el descuento de pagarés como el factoring público y privado permite acceder a la obtención de liquidez de forma inmediata.

Gracias al compromiso, la agilidad en la tramitación y la concesión de estos servicios, podemos garantizar el mantenimiento del nivel de riesgo crediticio de las empresas y autónomos. Las ventajas es que al no ser soluciones a largo plazo, no hay compromiso de avales o interminables requisitos.

financiación por coronavirus

Puesto que en el mundo empresarial muchas facturas emitidas y pagarés no se cobran al momento, esto ocasiona que en tiempos difíciles como los que vivimos, a los empresarios se les haga cuesta arriba poder hacer frente al pago de salarios, recibos de suministros, entre otros gastos, y poder continuar con la actividad empresarial del día a día. Para todo ello necesitan un fondo de liquidez, que muchas veces accediendo a la banca tradicional se hace cuesta arriba. Por ello, nuestro objetivo y compromiso es dar financiación a las empresas y autónomos como método alternativo a la banca, con el objetivo de no sólo afrontar su continuidad, si no apoyar su crecimiento.