Oproler

Quiebra Oproler, la constructora madrileña beneficiariadel pago del 3% a la Generalitat.

Sergio Lerma, el máximo accionista, ha instado la quiebra voluntaria al no poder hacer frente a las deudas. No obstante, la empresa asegura que la insolvencia se debe a problemas únicamente relacionados con el negocio, por la caída de la obra pública. Matizan que la quiebra ha sido consecuencia de la paralización de las obras en España por la ausencia de Gobierno, lo cual ha retrasado la salida de nuevos concursos públicos.

No obstante, la constructora ya había sido requerida jurídicamente por varios contratistas para hacer frente a unos pagos con los que tenía retrasos importantes, estaba abonando facturas de proveedores a una media de casi 120 días al año, cuando el límite impuesto por las administraciones públicas es de un máximo de 60. La sociedad arrastraba un pasivo de 66 millones de euros, la mayoría de deuda con suministradores.

Como constructora, deja en el aire más de 600 viviendas en Madrid, unas 26 promociones afectadas y un proyecto de viviendas de lujo en el centro de la capital y ya ha paralizado las obras de remodelación de un edificio de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) de Madrid, en concreto, del edificio Sanchinarro VI, que alberga 150 viviendas de protección oficial.

Más Información