Anticipo de facturas de la Administración Pública

Factoring-Público

Desde DGF te ofrecemos la posibilidad de mejorar tu liquidez de una forma segura y eficaz, financiándote con tus propias facturas. Es la mejor solución para obtener liquidez inmediata sin necesidad de asumir riesgos bancarios.

La demora de los pagos de la Administración Pública ocasiona un retraso en la tesorería. El periodo medio de pago de los organismos públicos suele rondar los 75 días. Gracias al factoring público de DGF, el retraso administrativo ya no resultará un problema.

¡No permitas que el retraso de la Administración Pública sea un problema para tu empresa!

Qué es el factoring público

El factoring público es un método de financiación fiable para que las empresas consigan mejorar su liquidez y puedan mantener su actividad. Esta herramienta financiera consiste en que el cedente (la empresa con facturas de la Administración Pública) traspasa sus facturas pendientes a una entidad de cobro (DGF, en este caso). DGF se encarga de anticipar gran parte de la cuantía pendiente y de la gestión del cobro de la factura.

Anticipo de facturas: funcionamiento

El anticipo de facturas permite a nuestros clientes obtener la liquidez que necesitan sin preocuparse de cuándo pagará finalmente el organismo público. El funcionamiento es muy sencillo: el cliente presenta la factura o certificación que tiene pendiente de pago con la administración para que DGF le adelante el importe de la misma. A continuación, nuestro equipo se encarga de contactar con el organismo público para conocer los plazos de cobro y el procedimiento de toma de razón. Una vez formalizada la documentación con la administración, DGF anticipa al cliente entre el 70 y el 80% de la factura pendiente de cobro, restando una cantidad en concepto de intereses y gastos de gestión. Posteriormente, DGF se encarga de gestionar el cobro de la factura con el organismo público pertinente. Una vez cobrada la factura, el cliente recibe, en un plazo de 5 días, la retención pendiente.

Qué contiene un contrato de factoring público

En un contrato de factoring podemos distinguir los siguientes elementos: el factor, el cliente y el deudor. El factor es la entidad que presta el servicio de factoring (DGF). El factor se encargará de adelantar y gestionar el cobro de las facturas con la Administración Pública. El cliente o cedente en un contrato de factoring es el empresario que anticipa el cobro de sus facturas, transmitiendo la responsabilidad de su cobro al factor. Por último, en el caso del factoring público, el deudor del cliente será la Administración Pública. Sus facturas o cobros pendientes serán cedidos a la empresa factor (DGF).

Factoring sin recurso y con recurso: definición y diferencias

Existen dos tipos de factoring: el factoring sin recurso y el factoring con recurso.
En el factoring sin recurso, el factor asume el riesgo por impago del deudor. Por lo tanto, el cliente o cedente cobrará anticipadamente sus facturas, no pudiendo ser reclamadas por el factor en caso de que el cliente incurra en impago.
En el factoring con recurso, el factor no asume el riesgo por impago del deudor. En este caso, si el cliente incurre en impago, el factor podrá reclamar la deuda tanto al deudor como al cliente.

Empresas factoring público en España

Las empresas de factoring público en España te permiten anticipar el cobro de las facturas pendientes de las administraciones públicas. La tesorería de tu empresa se ve beneficiada y el trámite administrativo simplemente desaparece. Sin embargo, no todas las empresas de factoring público en España garantizan el mismo grado de profesionalidad. Por ello, te recomendamos colaborar solo con empresas que cuenten con un equipo de expertos en la búsqueda de soluciones financieras para pymes y autónomos, como es el caso de DGF.

Factoring online público con DGF

El factoring online público con DGF te permite conseguir liquidez sin tener que esperar el vencimiento de tus facturas. A través del formulario de contacto de la web, podrás enviar tu solicitud o tus preguntas. El equipo de expertos de DGF se encargará de estudiar y tramitar el proceso con total transparencia y honestidad, dándote respuesta en un plazo máximo de 24h. Con DGF, podrás llevar a cabo todo el proceso de factoring público de forma online, sin salir de tu despacho.